TATUAJE EN LAS ISLAS MARQUESAS

POLINESIA

“ No estés triste dios Tu, si quieres reconquistar a tu esposa, hazte más atractivo tatuate el cuerpo, ella te encontrará maravillosamente transformado y serás una persona nueva y atractiva, todas las mujeres te desearán” 

Leyenda de Hamatakee

En lo límites del triángulo Polinesio aisladas del resto del mundo el archipiélago de las islas Marquesas ha podido conservar la tradición del tatuaje preservandolo de la colonización cultural de occidente y sus imposiciones éticas y estéticas.

Los habitantes de las Marquesas eran de los pueblos Polinesios los que tatuaban su cuerpo de manera más extendida, era como un ligero pero lujoso vestuario que cubría la mayoría del cuerpo hasta la cabeza en los hombres, los cuales solo cubrían sus genitales con una tela (hami).

Los tatuajes eran muy apreciados estética y socialmente, aquel que estaba cubierto se le consideraba atractivo, elegante y de buena posición social debido a lo costosos que eran de realizar.

Tatuajes como tradición

Cuando un muchacho llegaba a la edad preestablecida (15/20) años aproximadamente el padre se dirigía a encargar la ceremonia al tatuador que disponía una cabaña para este ritual, donde con la ayuda de sus aprendices dedicaban varios días a esta práctica,  nutrido con alimentos especiales y alentado  con canciones y leyendas para mantener alta su moral.

La tradición pasaba de padres a hijos el padre era el maestro tatuador y el hijo como aprendiz era el encargado de preparar los pigmentos Kaáh que era simplemente negro, producido quemando nueces de bancoul machacadas y quemadas cuyas cenizas se diluían en agua.

El peine ivi patu tiki se obtenía de láminas de hueso de diferentes anchuras dentados y afilados o con dientes de tiburón ambos fijados a la extremidad de un bastoncillo kakaho, con la ayuda de un macillo de madera golpeaban el instrumento impregnado sobre la piel del tatuado introduciendo el color.

Tiki es la imagen del Dios progenitor más utilizada en esta imaginería que estilizada y descompuesta en motivos; ojos, orejas, nariz, boca, brazos, manos… se convertía en elementos gráficos que dispuestos libremente componían figuras más grandes, Tiki se rodeaba de ornamentos de animales, plantas que normalmente se tatuaban en piernas y gemelos.

Los Motivos más comunes de tatuaje

Los motivos más comunes eran sacados del mundo animal que les rodeaba; la lagartija (solían tatuarse en el rostro de los hombres de clase alta) o la tortuga más común apenas reconocible por su estilizado grafismo, la golondrina que se situaba en los hombros, mientras que a las mujeres se les tatuaban pájaros locales que las distinguían y las permitía participar en ceremonias.

También la fauna de los océanos estaba muy presente en la cultura Polinesia y se descomponía en originales gráficos: Peces se representan como escamas, aletas, dientes y colas; tiburones, rayas gigantes, crustáceos, ballenas, conchas y cangrejos… Los objetos de la vida cotidiana también se expresaban en estos adornos del tatuaje tradicional de las islas Marquesas; los anzuelos, tridentes, redes de pescadores, las herramientas de trabajo…

Las tribus se distinguían por los diferentes diseños de las bandas negras tatuadas en el rostro de los hombres.

La mano derecha de las mujeres debía de tatuarse a los doce años para poder intervenir en la preparación de los alimentos (poi poi), así que el tatuaje tradicional de las islas Marquesas en ellas era más que un adorno, un signo de distinción, una tradición y un tabú; si esta no estaba tatuada no podría participar en ceremonias rituales ni compartir las comidas.

Ellas podían tatuarse en casa sin la preparación de rituales pero sí mediante una fiesta en su honor en el que para la ocasión se les permitía comer carne de cerdo. Estos adornos se realizaban alrededor de la boca o a modo de pulsera en las muñecas;  en orejas, manos y pantorrillas si las tatuada era una mujer de clase alta.

Como representación de esta cultura tan peculiar en nuestro estudio tenemos a Manu  que durante años ha explorado estos singulares símbolos.

TATUAJE EN SAMOA

“Tu collar se puede romper
el “Fau-tree” se puede quemar
pero tu tatuaje es indestructible.
Es una joya eterna que te llevarás a la tumba.”

(Fragmento de la canción que se les canta a las mujeres en Samoa mientras se les hace el Tatau)

En los bocetos de los primeros dibujantes embarcados hacia las islas del Pacífico ya se detallan los fascinantes tatuajes de las “bermudas” de los indígenas Samoanos.

La tradición del tatuaje Samoano se remonta a  antiguas leyendas que hablan de hombres y mujeres viajeros que traen estas técnicas de lejanas islas inspirados por dioses y espíritus.

Pese a las prohibiciones cristianas de los misioneros esta tradición nunca se ha dejado de realizar en Samoa.

Cada elemento de la composición tiene un nombre específico y se realiza con la ayuda de finas agujas hechas de hueso o dientes afilados de animales, un martillito y un peine cuyas púas están muy afiladas.

Se prepara una ceremonia con actos de magia y protección que ayudará al joven a aguantar un ritual que llevará varios días de elaboración.

Los tatuadores Samoanos son los que menos tardan en realizar estos dibujos con la ayuda de varios aprendices, estos se realizan en cinco etapas para dejar que el tatuado se recupere de estas complejas líneas impresas en la piel a golpe de martillo,  cuyos recorridos pasan por zonas del cuerpo muy dolorosas.

Es la prueba indispensable para ser un Matai, ritual de valentía, fuerza y tolerancia, la iniciación a la edad adulta en el hombre, el dolor recompensado por un bello atuendo epidérmico.

Los dibujos representan animales sagrados, líneas que recorren desde la cintura hasta la rodilla, “Pe´a”, que rellenan grandes extensiones de piel con el pigmento, dejando algunos trozos para adornos geométricos y líneas de diferente finura.

Como es el tatuaje en las mujeres ?

El tatuaje en la mujer es más ornamental realzan y aportan distinción como si  se tratara de mágicas joyas que se lucen con orgullo. El marido no regala diamantes a su querida esposa, le ofrece un inolvidable vínculo que llevará para  siempre realizado en un ambiente de fiesta y ceremonia. Se trazan en manos muslos y pubis con puntitos (Togitogi) o rayitas continuas, representan signos de protección o esquemas de animales sagrados muchos provenientes de la fauna marina; la medusa, la estrella de mar, tortugas…